Cali y Junior, los sobrevivientes ‘Cafeteros’ en la Copa Sudamericana

Le llegó la hora al fútbol colombiano de sacar la cabeza del fango y empezar a ganar el protagonismo perdido en lo que va de la temporada 2020.

Deportivo Cali y Junior de Barranquilla saldrán esta semana a dar el primer ‘golpe’ en la Copa Sudamericana, frente al Vélez Sarsfield de Argentina y el modesto pero combativo Unión La Calera de Chile, que dejó en el camino al Deportes Tolima.

El conjunto ‘Azucarero’ visitará este martes (7:30 p.m.) al ‘Fortín’ del sur, en el estadio José Amalfitani de Buenos Aires. Los orientados por Alfredo Arias llegarán con la necesidad de levantar el nivel, pues pese a que eliminaron a Millonarios por la vía de los penales. Y están vivos en el torneo local, solo ganaron en uno de los últimos siete partidos disputados. Esa racha tiene angustiados a los aficionados.

Por su parte, el cuadro barranquillero sufrió para avanzar a esta instancia, ante el guerrero Plaza Colonia de Uruguay, al que apenas pudo marcarle un gol, por intermedio del delantero Teófilo Gutiérrez. Con la nómina más cara del país, que incluye al costoso delantero Miguel Ángel Borja, los de la ‘Arenosa’ están llamados este jueves (7:30 p.m.)  a imponer condiciones en el Metropolitano y a disipar los ‘fantasmas’ del pasado.

No será nada fácil. Vélez viene de sacar de circulación a un quíntuple campeón de América, como lo es Peñarol, y con mayor mérito: En condición de visitante, tras una emocionante tanda desde los 12 pasos. Y La Calera de dar el golpe en Ibagué ante los ‘Pijaos’, al que dejaron ‘out’ en el Murillo Toro, por la vía del ‘gol visitante’.

A recuperar la gloria perdida

Para los ‘Rojiblancos’, la obligación -tras el estruendoso fracaso en la Copa Libertadores, en la que fueron eliminados en la fase de grupos- está en seguir en carrera en el torneo del cual fueron finalistas en 2018, cuando perdieron el título ante el Atlético Paranaense de Brasil.

La tarea del joven entrenador Perea será consolidar una idea de juego, que despeje las dudas que ha dejado a nivel local. En el caso de los caleños, el objetivo es superar su mejor presencia en el torneo sudamericano, cuando en la edición de 2018 llegó hasta los cuartos de final, instancia en la que fue eliminado por Independiente Santa Fe.

En su novena participación, la meta de los ‘Verdiblancos’ es dejar huella por el continente, algo que no pasa desde 1999, en el que fueron finalistas de la Libertadores.

En datos

De ocho equipos colombianos que clasificaron a los certámenes de la Conmebol, solo junioristas y vallecaucanos siguen en carrera. Ya se despidieron América de Cali y Independiente Medellín, eliminados en la Libertadores, y Tolima, Deportivo Pasto, Millonarios y Atlético Nacional, relegados en la Sudamericana.

El único equipo colombiano que ha ganado la Copa ha sido Indpendiente Santa Fe, en la edición de 2015.

 

Mario Alejandro Rodríguez – El Periódico Deportivo