Nacional celebra 32 años de su primer título de Copa Libertadores

Rene Higuita, Leonel Álvarez y el ‘Palomo’ Usuriaga fueron fundamentales en el título continental de Atlético Nacional.

El verde de Antioquia disputó y ganó su primera final de Copa Libertadores en Bogotá el 31 de mayo de 1989. En una deslucida derrota por 2 a 0 en su visita a Asunción, con el Olimpia de Paraguay, Nacional logró remontar y forzar la definición desde el punto penal en el partido de vuelta.

Para ese entonces, el país vivía en la peor crisis de narcotráfico y violencia de su historia a causa de los carteles de la droga de Medellín, Cali y Cundinamarca. Además, la influencia de las guerrillas era cada vez más notorio mediante atentados, asesinatos y actos delictivos alrededor del territorio nacional.

Medellín ocupaba el deshonroso puesto de ser la ciudad en el mundo que más muertes registraba por cada 100.000 habitantes. Esa angustia que se sentía en el país se transformó en una alegría cuando, el mítico capitán, René Higuita alzó el trofeo en Bogotá.

Atlético Nacional disputó el torneo más importante de clubes de sudamérica gracias al subcampeonato que consiguió en 1988 frente a Millonarios. El grupo tres de la libertadores se conformó por Deportivo Quito, Emelec, Millonarios y el equipo verde.

Fue un grupo parejo, donde los embajadores pasaron primeros con 10 puntos y Nacional pasó segundo, con tres puntos menos. Una vez en octavos de final, ronda que se disputó entre el 5 y el 13 de abril, Millonarios superó a Bolívar de Bolivia, en un partido parejo que se resolvió en penales y los ‘verdolagas’ ganaron la serie 3 a 2 frente al conjunto argentino de Racing.

En la ronda de cuartos de final se dio uno de los partidos más llamativos de la Copa, ni siquiera por el fútbol, sino por el arbitraje del chileno Hernán Silva. El partido de ida fue un 1 a 0 contundente de Nacional y el partido de vuelta terminó 1 a 1 con gol de Jhon Jairo Tréllez a minutos del final.

Una vez en la semifinal, la competencia emparejó a Nacional con Danubio de Uruguay. El partido de ida fue un empate a 0 en Montevideo. En el partido de vuelta los paisas hicieron lo propio y anularon a los uruguayos con un 6 a 0 en el Atanasio Girardot, obteniendo así un paso a la primera final de su historia.  El otro finalista fue Olimpia. El 24 de mayo se jugó el primer partido de la final en Asunción con un 2 a 0 para el equipo local. Francisco Maturana, director técnico de Nacional en esa entonces, comenzó el trabajo de la difícil remontada.

El equipo que formó “Pacho” fue: René Higuita, John Jairo Carmona, Luis Carlos Perea, Andrés Escobar, Gildardo Gómez, Leonel Álvarez, Alexis García, Luis Alfonso Fajardo, Albeiro Usuriaga, Jaime Arango y John Jairo Tréllez.

El partido fue realizado en Bogotá, esto debido a la capacidad del Atanasio Girardot de esa entonces. El encuentro tuvo un gol en contra que favoreció a los paisas en el principio del segundo tiempo. Más adelante el “Palomo” Usuriaga marcó el segundo y logró extender la final a las definiciones desde el punto blanco.   Los lanzamientos los comenzó Olimpia que desperdicio el primer penal. En el quinto cobro el ‘Loco’ Higuita atajó el balón y con esto dio un suspiro a los hinchas. En medio del suspenso René detuvo tres tiros y los verdes desperdiciaron tres cobros más. El sufrimiento culminó cuando Higuita atajó el tiro de Sanabria y Leonel Álvarez convirtió.